BENEFICIARIOS

Los ingresos generados por la tasa administrativa de la Consultoría de Desobediencia Fiscal a la Troika se redistribuirá a proyectos auto-gestionados – colectivos locales, regionales o europeos que se centran en la auto-empoderamiento de las personas necesitadas.

Debido a que las comunidades y los colectivos de base que manejan el dinero no están sujetos a los mismos poderes económicos globales que controlan los gobiernos y los organismos gubernamentales, tienen el potencial de ser expresiones directas de democracia directa y participativa. Autoorganizadas sin la influencia de ningún grupo de presión o lobby, sus prioridades se extraen de las necesidades reales de las personas.

# Fondo para los Refugiados
Este fondo se centrará en proyectos autónomos y autogestionados que impliquen a los refugiados que se enfrentan a los efectos de la persecución, el cambio climático y la privación económica. FairCoop ha puesto en marcha el 2 de febrero, una campaña de crowdfunding permanente que se puede apoyar aquí: https://coopfunding.net/en/campaigns/refugees-fund-faircoop/

Cada vez que esta Consultoría de Desobediencia Fiscal a la Troika reciba un pago de los clientes, se hará una nueva contribución al Fondo de Refugiados.

Cómo se gestionará el fondo de refugiados:

Se creará una asamblea global de militantes de FairCoop y participantes locales para administrar y distribuir los fondos. Se invitará a los colectivos u organizaciones elegidas a solicitar fondos para sus proyectos autogestionados.

Cómo agregar nuevos proyectos beneficiarios a la red de Consultoría de Desobediencia Fiscal a la Troika:

Una vez que la red de desobediencia esté organizada con participantes locales de países diferentes, la asamblea abrirá una convocatoria de propuestas para nuevos proyectos.

Colaboremos juntos para extender la autonomía financiera en Europa.